El curso más completo y sencillo de Forex en español

Sello SSL

Patrones gráficos

5.6 Patrones gráficos

Los inversionistas y operadores hacen transacciones por una gran variedad de razones; la mayoría de estas decisiones son tomadas emocionalmente como: cerrando una posición por miedo a perder más, añadiendo más posiciones con la esperanza de ganar más, etc. Todo esto resulta en un desbalance de la oferta y demanda y todo esto se refleja en movimientos del precio generando patrones gráficos repetitivos. Conseguir detectar estos patrones gráficos no es sencillo, pues depende de la visión y subjetividad de cada trader. Aquel trader que logre dominar estos patrones puede sacar un buen rendimiento del mercado a través de una estrategia muy simple. Existen multitud de patrones gráficos, pero a continuación explicaremos solamente los más utilizados y que con mi experiencia son más fáciles de detectar y tienen una mayor certeza de éxito.

Existen dos tipos de patrones gráficos:

  • Patrones Reversal: señalan un posible cambio de tendencia o dirección de la tendencia actual (doble techo, doble suelo, cabeza y hombros).
  • Patrones de Continuación: señalan la continuación de la tendencia actual (cuñas bajistas y alcistas, rectángulos, triángulos simétricos, ascendentes y descendentes).

Veamos algunos de los patrones más importantes.

Hombro-Cabeza-Hombro

Es el patrón más exitoso en la anticipación de un cambio en la tendencia. Su porcentaje de certeza es altísimo tanto en la anticipación del cambio como en la amplitud del movimiento en dirección contraria.

hch

Aparece en mercados con una tendencia alcista (al formarse el hombro izquierdo el mercado sigue siendo alcista y por eso hay mucho volumen). Al finalizar provoca una corrección a la baja. La confirmación de este patrón culmina en un cambio de tendencia de alcista a bajista.

No hay que olvidar la importancia del volumen en estas rupturas, pues el volumen de negocio nos da una idea de la fuerza del mercado en el momento de romper una línea de soporte. Idealmente el volumen en la subida del hombro izquierdo debe ser alto, bajar en la subida de la cabeza (algunos alcistas han dejado de serlo) y bajar más aún en la subida del hombro derecho (los inversores empiezan a tener serias dudas de que el mercado sea alcista). Estos patrones ideales de volumen no siempre se producen.

Una vez que la línea de cuello o neckline ha sido rota puede producirse lo que se denomina pullback, y que no es más que la vuelta del precio al nivel de la neckline (ahora convertido en resistencia) antes de seguir cayendo. Este pullback puede servirnos como nueva oportunidad para abrir cortos si no se entró en la ruptura de la línea de cuello, o para deshacer posiciones en caso de que estemos invertidos.

Por regla general, el objetivo de la caída del precio que podríamos esperar por debajo de la neckline, correspondería a la proyección de la distancia que se encuentra entre el máximo que forma la cabeza y la línea de cuello.

El mismo razonamiento pero en este caso para una tendencia bajista, da lugar a la figura simétricamente invertida denominada hombro-cabeza-hombro invertida.

Una figura de cabeza y hombros indica que ha finalizado la tendencia alcista. Si los precios continúan subiendo, entonces están dando la señal del sabueso de los Baskerville.

Se llama así a esta señal por la novela de Sir Arthur Conan Doyle en la cual Sherlock Holmes es llamado para resolver un asesinato en una finca campestre. Holmes encuentra la pista fundamental cuando se da cuenta de que el perro de la familia no había ladrado cuando se estaba cometiendo el asesinato. Esto significaba que el perro conocía al criminal y que el asesinato era un asunto de familia. ¡La señal venía dada por la falta de la acción esperada, por la falta de ladridos!.

Cuando el mercado rehúsa ladrar en respuesta a una señal perfectamente válida, está dando la señal del sabueso de los Baskerville. Pone de manifiesto que algo fundamental está cambiando por debajo de la superficie. Entonces ha llegado el momento de sincronizarse con la nueva y poderosa tendencia.

Una figura de cabeza y hombros emite una poderosa señal de venta. Si el mercado rechaza colapsarse y, por el contrario, asciende rápidamente desde el hombro derecho, le está dando a usted la señal del sabueso de los Baskerville. Cuando los precios sobrepasan la altura de la cabeza, es el momento de cubrir cortos, invertir el rumbo y comprar. Una figura abortada de cabeza y hombros en la cima, conduce muchas veces a un robusto rally.

Doble techo

Esta formado por dos picos o techos consecutivos. Este tipo de patrones puede ser usado cuando el mercado esta en tendencia señalizando posibles cambios de tendencia o cuando el mercado se encuentra en rango para señalizar un cambio en la dirección del precio.

dobletecho

Después del primer pico o techo (que forma una resistencia) debe haber un retroceso de no más del 35% de la tendencia alcista o movimiento alcista (en el caso de mercados en rangos). Este retroceso forma un importante nivel de soporte. Luego el precio regresa hacia arriba para formar otro pico o techo en niveles similares al primeo. Luego el precio vuelve a tener otro retroceso al nivel de soporte formado por el primer retroceso, este nivel de soporte debe ser penetrado para que el patrón sea válido.

Lo anterior se cumple igualmente para las tendencias bajista. En este caso, el patrón se denomina doble suelo.

Triángulos

Un triángulo es un área de congestión cuyos límite superior e inferior convergen hacia la derecha. Puede servir como señal de inversión o, más a menudo, de continuación. Algunos técnicos llaman a los triángulos muelles espirales. El mercado se comprime y la energía de los traders se concentra, lista para saltar desde el triángulo como un muelle.

Muchas tendencias, alcistas o bajistas, están interrumpidas por estos triángulos, del mismo modo que las frases están separadas por comas. Los triángulos en la mayoría de los casos actúan como señal de continuación de la tendencia previa.

Nos podemos encontrar con tres tipos de triángulos:

  • Triángulos ascendentes
  • Triángulos descendentes
  • Triángulos simétricos

El triángulo ascendente se forma cuándo hay un nivel de resistencia y el precio registra minimos sucesivamente mayores (higher lows). Esto es señal de que los compradores están ganando terreno lentamente a los vendedores.

trianguloasc

Después del primer pico o techo (que forma una resistencia) debe haber un retroceso de no más del 35% de la tendencia alcista o movimiento alcista (en el caso de mercados en rangos). Este retroceso forma un importante nivel de soporte. Luego el precio regresa hacia arriba para formar otro pico o techo en niveles similares al primeo. Luego el precio vuelve a tener otro retroceso al nivel de soporte formado por el primer retroceso, este nivel de soporte debe ser penetrado para que el patrón sea válido.

trianguloascbreak

El triángulo descendente es básicamente lo contrario al triángulo ascendente. Se forma cuándo existe un nivel de soporte que contiene al precio y el precio registra lower highs (máximos sucesivamente menores). La formación de un triángulo descendente es indicativo de que los vendedores van lentamente ganando terreno frente a los compradores.

triangulodesc

El triángulo descendente es básicamente lo contrario al triángulo ascendente. Se forma cuándo existe un nivel de soporte que contiene al precio y el precio registra lower highs (máximos sucesivamente menores). La formación de un triángulo descendente es indicativo de que los vendedores van lentamente ganando terreno frente a los compradores.

triangulodescbreak

El triángulo simétrico carece de un nivel horizontal de soporte o resistencia. En su lugar, tanto compradores como vendedores van creando lower highs y higher lows con sendas líneas de tendencia que convergen en un vértice central.

A diferencia de los triángulos ascendentes y descendentes, los triángulos simétricos tienen un pronóstico neutral y hay que estar atentos ante el posible breakout hacia cualquier lado. Si la ruptura se produce hacia el lado superior tendremos una señal de compra y si la ruptura se produce hacia el lado inferior tendremos una señal de venta.

triangulosim

Las rupturas válidas ocurren en el transcurso de los dos primeros tercios de un triángulo. Es mejor no tratar las rupturas del último tercio. Si los precios se estancan a lo largo del triángulo hasta el vértice, es probable que sigan planos. Un triángulo es como una pelea entre dos boxeadores cansados que se inclinan el uno hacia el otro. Una ruptura temprana muestra que uno de los contendientes es más fuerte que el otro. Si los precios permanecen dentro del triángulo sin salirse en ningún momento, es señal de que ambos boxeadores están exhaustos y que no es probable que surja alguna tendencia.